28
Dark Rainbow

Los hombres de madera desde arriba

Hoy día se me permitió viajar en la perspectiva de un ave muy antigua que vivió cuando las nubes apenas empezaban a formarse. El cielo o mis ojos eran aún grises. Lagos turquesas, algunos árboles de colores intensos con unos troncos color almendra -que poco diferían del color de la tierra- dispersos plantados en una arena predominante. Quizá había llovido antes.

La vista era totalmente despejada y el relieve del paisaje era sutil, aunque de lejos fuese difícil asegurarlo. En momentos, los accidentes se definían.

A lo largo de todo el paisaje, habían hombres de madera puestos como juguetes tomando el té, se veían estáticos en el lago, distruibuídos en la arena en una perfecta sucesión de vida y movimiento. Mis ojos no lo podían ver, sin embargo si podían percibirlo. En un momento, pude llegar a tener una impresión bastante borrosa de cómo exactamente lucían estos hombres de madera. En esa impresión, se veían como espantapájaros pero de madera, con botones en los ojos y con diferentes expresiones faciales y cabellos y objetos. Supongo me elevé por temor, pero mayormente admiración. Pude observar que esos hombres se quedan juntos, no tienen ambiciones, no tienen ningún propósito en la vida. Se mueven por todo el paisaje pero no cambian nunca, sólo crecen como los árboles. Siempre están ahí. Y espero en mi próximo viaje poder conocer más sobre sus paisajes. Quizá encarnar en alguno de ellos, si me lo permiten.

Publicado la semana 28. 07/07/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
28
Ranking
0 34 1