11
Dark Rainbow

Recuerdo mi vida cuando era una cavernícola

Lo recuerdo todo. El cielo estrellado era una puerta que se abría hacia mí. Para ese entonces yo era una cazadora de profesión, muy eficiente en sobrevivir tal y como las otras mujeres que recolectaban frutas y verduras y los otros hombres cazadores de bestias sensibles. Yo, al igual que ellos, cazaba pero mi especialidad era cazar sueños. Y no los mataba y no me los comía. Sólo los capturaba para luego plasmarlos en aquellas cuevas y troncos de arboles y arenas de playa.

En las fogatas comunitarias, la gente ameudo me preguntaba, ¿Cómo puedes sobrevivir cazando sueños? ¿Acaso no es muy peligroso? A lo que yo respondia calmadamente "alguien tiene que hacer el trabajo duro". Hombres y mujeres me miraban con orgullo, veía sus ojos brillando con tanta pasión que desprendían un vapor que se fusionaba con el humo. Ni los caminos más desiertos ni las bestias más indomables se comparaban a los sueños mas simples...

Publicado la semana 11. 15/03/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
11
Ranking
0 107 0