13
Chukofis

Supergold

El tipo disfrazado de rojo y con una máscara como el de La guerra de las galaxias se puso a bailar en la calle, aparatosamente. Parecía que podía ver balas, esquivarlas. Ni el perro que lo miraba podía entender. A pesar de que había sol. El tipo tenía las manos llenas de arena de oro. Se le escurría entre los dedos. Antes de que termine de caer lo que le quedaba la tiró para arriba y la arena flotó, suspendida en el aire. El tiempo pasaba, las casas cambiaban de color, se ponían doradas. Y el tipo seguía bailando, moviendo los pies como si el piso quemara, por el sol, o la arena. Hasta los autos se pintaron de oro. No sé si era efecto del sol o de la arena, pero todo era dorado. Algún poder tenía el tipo, era un superheroe, qué sé yo, Supergold. Después en el cielo apareció el perro que lo miraba flotando con toda su familia. Al principio pensé que era él y su familia, pero después me di cuenta de que en realidad la familia lo estaba abandonando, no sé qué defecto le veían. El perro estaba sentado en la calle. Entonces Supergold dejó de bailar, se puso serio y cruzó los brazos. Adoptó al perro y se fueron caminando juntos, por la calle dorada, por el sol o la arena.

Publicado la semana 13. 29/03/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
13
Ranking
0 28 0