03
Adan D. Carcamo

Estallar en soledad

Elisa decidió de último momento ir a buscarlo. Por dentro de su cuerpo le gorgoreaban esdrújulas que la zizagueaban  todo el tiempo. Por otro lado, el recuerdo de su relación, apelmazado y viscoso,  no dejaba de adherirse a las paredes de su cráneo dentro de un par de palabras que resonaban en la idea de estallar con él.

Elisa  fue a  casa de él para resolver todo el amor que sentía. Porque su historia era un estirar constante de una tela que se deshilachaba. Cuando esto pasaba, ella y él la remendaban desesperadamente para no perder lo único que había entre ellos: pedazos. Elisa hubiera querido que su historia fuera de seda, pero ésta había sido de arpillera: ruda, áspera y con muchos huecos. 

Elisa llegó a casa de él. Imaginaba que cuando  la viera su reacción sería de sorpresa y felicidad. “¿Qué haces aquí?” le dijo en un tono molesto. Después todo fue igual, por un instante de vida breve con él, Elisa aceptaba su confusión, sus evasivas, sus suspiros distantes, sus abrazos entumecidos y sus besos abortados. Ese día le bastó para confirmar que su relación había acabado de deshilvanarse por completo: era un triste harapo que nadie recogía en la lluvia de la madrugada.

Elisa se fue deshecha, como trapo razgado y despedazado.  Por dentro de su cuerpo le continuaban gorgoreando esdrújulas que la zizagueaban  todo el tiempo. Por otro lado, el recuerdo de su relación, apelmazado y viscoso,  no dejaba de adherirse a las paredes de su cráneo dentro de un par de palabras que resonaban en la idea de estallar en soledad.

Publicado la semana 3. 14/01/2020
Etiquetas
Tom Waits , Baricco , Con el alma resentida , Amor, tejer, Mujer, loco, Blues, Machismo
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
03
Ranking
0 77 0