23
Adán Díaz Cárcamo

Encuentro fugaz y despedida

Una persona que acaba de llegar a su nuevo departamento se encuentra regando unos crisantemos en una barda. De momento, mira a través de las flores y se entera de la existencia de su vecino, un viejo solitario cuya pobre casa tiene la pared descarapelada. Sobre esa pared se sostiene un viejo y polvoriento reloj de plástico.

El vecino voltea por intuición hacia donde se encuentra la persona y ambos seres se miran por una fracción de segundos. La persona no puede soportar la vergüenza de ser descubierto y se baja de la escalera asustado. Por su parte, el pobre vecino no siente nada, pero esa misma noche  muere y cae en el piso sin más testigos que aquel triste reloj de plástico.

Publicado la semana 23. 03/06/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
23
Ranking
0 291 0