05
cami

Conozcamonos

Camina decidida. Los pasos firmes. Cortos. Apurados.
Camina entusiasmada. El corazón salta a destiempo. El estomago gruñe como bestia fantástica. 
Camina nerviosa.
No puede ser que sea tan linda.
Piensa. Los nervios aumentan. 
Es demasiado linda.
La emoción aumenta. Apura el paso. Se siente como una aventura. 
Sus amigues le dijeron que era una locura. “Mirá si te está mintiendo.” “Mirá si es un chabón.” Pero ella ignoraba los comentarios. Habían hablado por horas, y que le haya mentido era, francamente imposible. Le había mandado tantas fotos. 
Era demasiado linda. 
El estomago gruñe. El corazón se acelera. 
Tantas fotos no pueden ser mentira. 
Bueno, piensa, las de ella lo fueron, no una mentira, pero si un engaño. Le había mandado fotos solo de su cara, avergonzada de su cuerpo. 
El paso desacelera. La seguridad se extingue. 
Si ella mintió… no, no, no, se dice que es imposible, que ella no es así. Además no le mintió, solo es insegura.
Por otra parte, sería mejor que le haya mentido, que haya editado las fotos. Así no se decepciona cuando la ve. Así hacen linda pareja: dos feas mentirosas.

A pesar del paso lento e inseguro, llega a la plaza. No la encuentra. Respira aliviada. Camina tranquila, pensando que ya está, que decidieron por ella. La ve, sentada en un banco, analizando la multitud.  Mucho más linda que en cualquiera de las miles de fotos que mira antes de dormir. 
Se esconde. 
Es demasiado linda.
Se va decidida. 
Los dedos firmes. 
Borra la aplicación.

Publicado la semana 5. 27/01/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
05
Ranking
0 235 0