15
cami

Aguas Claras de Olimpo

El vino entibia, las figuras se desgastan a mi alrededor, volviéndose una indistinguible parte de la nada que me rodea, el piso se desarma a mis pies y mi cuerpo cae en cámara lenta, dócil, relajado, feliz, suspirando con un largo y suave ultimo aliento, un gemido eterno de puro placer.

Una sombra extraña me envuelve, me oculta y sin moverme me dejo guiar por una corriente cálida de luz de luna, mi corazón se acelera, mi cuerpo tiembla, solo en este momento el silencio es absoluto, pues todo sonido es parte del ambiente y no existe mas que en mi mente.

Como una hoja en un estanque noto todo se detiene, con mis ojos cerrados, como tantas veces antes, espero confiado el momento exacto en el cual continúe, no me decepciona, y tras una maravillosa explosión vuelvo a flotar hacia abajo.

Pasan unos momentos, o unas horas, y los sueños descansan. Como una crepitante hoja sin vida soy depositado gentilmente en el suelo de mi habitación, todo esta ahí. Yo, tranquilo, cierro los ojos y espero que empiece el próximo tema.

Publicado la semana 15. 12/04/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
15
Ranking
0 68 0