51
SK

JUAN EL ALBAÑIL (CUARTA PARTE)

---Eso ya no importa ---. Replicó pacientemente Juan. ---lo que importa es salvar la vida de Alma.

…Entonces… ¿Por qué dudas? ---. Preguntó su conciencia. ---piensas que tu compadre esta metido en algo turbio…es ¡es eso!

---No.

… ¿Por qué? sigues dudando…

Antes de que Juan pudiera contestar, la alarma de su reloj lo interrumpió indicándole la medianoche. Tuvieron que pasar cinco o seis horas para que dieran las doce. Juan se sintió un tonto al estarse debatiendo así mismo.

Con la palma de su mano apagó rápidamente el timbre de su reloj, no quería que Alma se asustara y se percatara de su salida nocturna hacia la estación donde lo cito Jacinto.  

…Turbio ---. Repetía su cabeza.            

 Juan con mucho sigilo se acercó hacia la habitación donde se hallaba dormida Alma; se quedó mirando lo que sería la última escena de su vida. Pudo contemplar la tierna carita de Alma. Que parecía a la de un ángel. Mi luz se dijo. Pensó en darle un beso, pero al igual que en la mañana del día anterior se contuvo no quería despertarla. Y una lagrima volvió a rodar sobre su mejilla derecha. Cerró la puerta con cuidado y volteo su mirada por última vez hacia la puerta de su casa.  Como señal de despedida.   

---Deberías quedarte con tu hija ---. Dijo la voz dentro de su cabeza.

---Es de fiar Jacinto ---. Preguntó un desconocido hombre de bata blanca.

---Si solo espero que no se raje ---. Contestó Jacinto nervioso.

---Tú sabes que es cada vez más difícil obtenerlos.

---Si yo lo sé, mi compadre pronto va a venir---. Manifestó Jacinto volteando a ver por todas partes.

---Ya es tarde…hay que aprovechar la oscuridad de la noche. --- voceo el hombre de bata blanca enojado.

---Lamento por la tardanza ---. Dijo Juan disculpándose. 

---¡Llegas tarde compadre!

…Eso ya no importa. --- Dijo el hombre de bata blanca. ---hay que darnos prisa. El tiempo apremia.

…Estas a tiempo de arrepentirte ---. Dijo la voz que estaba dentro de la cabeza de Juan.

Juan sintió un extraño y raro escalofrió al recordar aquella macabra pesadilla, la misma que lo había despertado la noche anterior. Un sueño que tenía que ver con su hija.

---¿Qué te pasa Juan? ---. Preguntó Jacinto. Notando el nerviosismo de su compadre.

---No es nada ---. Asentó Juan.

---Estas a tiempo de arrepentirte Juan ---. volvió a repetir la voz dentro su cabeza.

--- Tu y tu compadre se reunirán con el comprador en la estación medico general a la una ---. Señalo el hombre de bata blanca entregándole una maleta negra.

---¿Sera seguro? ---. Preguntó Jacinto al hombre de bata blanca. 

---Claro ---. asentó el hombre.   

Publicado la semana 51. 20/12/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
51
Ranking
0 25 0