50
SK

JAKE PIES DESCALZOS( PRIMERA PARTE)

   No había pasado una semana cuando la noticia acerca de la pandemia que se había propagado en China, estaba extendiéndose en algunas partes del Europa.

   Sin embargo, he decir que hubo otras noticias que pasaron desapercibidas a los ojos y oídos de quienes se mantenían escuchando desde su casa los acontecimientos que giran en torno a nuestro mundo. Como el que he decidido contar, solo una minoría y yo habíamos estado atentos a lo que los periódicos locales colocaron las primeras columnas de esta misma mañana.

   Un hecho que atemorizo a un pequeño pueblo que esta en el norte de Alaska. Llamado como el paso del diablo conocido como el pueblo de Devil´s Step un nombre poco común que un buen norteamericano pronunciaría correctamente. Lugar poco recomendado tanto para quedarse a vivir como para pasar una noche ahí. Las escazas habitaciones son poco acogedores y no son lo suficientemente cálidas para soportar el aire gélido de la zona.

   El autor de la noticia se hallaba con un grueso abrigo y advertía con una frase muy desalentadora “padre llora desconsolado por el estado delicado de su hija”. Mientras en otros encabezados que seguían la noticia cuestionaban la veracidad de la historia de una joven chica de tan solo veintiún años que trabajaba como mesera en el Barney´s bar. Un bar local que servía de paso para los camioneros que tenían que cruzar por la carretera hacía Devil´s Step. Fungía además como estación de servicio, atendido por un hombre avaro de cincuenta y un años de aspecto gruñón. De nombre Barney Burns.

El nombre de esa joven es Marjorie Summers había entrado a trabajar tiempo antes de que se supiera de la muerte de dos jovencitas, que habían encontrado un martes por la mañana a unos quince metros antes de llegar al pueblo. Tiradas y con los pies descalzos, semidesnudas y con el cuerpo cubierto de nieve, quienes contemplaron los dos cadáveres no les resulto difícil saber la causa de su deceso; hipotermia.  

   Ambas tenían los labios pálidos y fríos como la misma nieve. El rictus de sus ojos expresaba de haber sufrido, una dura carrera por sobrevivir. 

---Es una pena ---. Dijeron los dos lugareños que las encontraron ---. Eran realmente preciosas.

   Una de ellas pudo ser identificada como Samara Wiston, sus padres la reconocieron por las fotos que publicaron en el Alaska Chronicle. Samara era una de las pocas jovencitas bien portadas a la que no les gustaba asistir a las fiestas sin la previa autorización de sus padres. Esa noche Samara asistió con Jeremy Branston a una fiesta que su novio había organizado. La cual duraría sino hasta la mañana siguiente. Pero Samara se fue antes de lo planeado, y muchos de los que asistieron a la fiesta vieron como ella y el joven Branston tuvieron una acalorada discusión que acabo en una fuerte pelea.    

   Mas tarde que temprano la joven Samara se fue como a esa de la medianoche y despues de que una tormenta de nieve comenzara a cubrir las solitarias y oscuras calles de Devils Step.

   Solo una de las invitadas de la fiesta pudo observar como la novia de Jeremy se iba alejando hasta abordar un pesado camión de cargar que se había estacionado a unos cinco metros del lugar. Siendo esa ultima noche que se vio a la joven Samara con vida.

 

Publicado la semana 50. 13/12/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
50
Ranking
0 32 0