45
SK

JUAN EL ALBAÑIL

   Corría el año mil novecientos ochenta y cinco y la Ciudad de México estaba a travesando por una de las peores crisis en su historia. Atrayendo como consecuencia el incremento del desempleo y la subida de precios en la canasta básica.

   En alguna parte de la Capital en la colonia niños héroes en una vecindad se encontraba viviendo una pareja de novios. Juan y Esthela un par de jóvenes quienes contrajeron matrimonio, antes de que cumplieran la mayoría de edad y de que Juan encontrara un trabajo como albañil en una constructora que estaba a unas calles de su departamento.

   Meses después Esthela quedaría embarazada de la que sería una luz en la vida de Juan. Una luz que no tardaría mucho en apagarse.

   Un año de que naciera su hija a la que bautizaron Alma Luz. Esthela falleció producto de un duro golpe en la cabeza que le propino un oficial de policía, durante una protesta en la que no participó. Provocándole una neurisma. Matándola un miércoles por la mañana con la cabeza metida  

   Siendo un hecho lamentable para la vida de Juan y para su hija.

   Cuando Alma cumplió los seis años una cuarta parte de su columna vertebral empezó afectar algunos de sus otros órganos de su cuerpo. 

---¿Qué tiene doctor? ---. Preguntó Juan.

…Mire Juan voy a hacer honesto con usted ---. Exclamó el doctor Bermúdez… su hija esta agonizando.

…Agonizando doctor ---. Repitió alarmado Juan.

---Sí ---. Afirmó el Doctor.

…Mi hija se esta muriendo…

…Comprendo lo difícil que es para usted. Lamentablemente su cuerpo no esta respondiendo al tratamiento y la acumulación de glóbulos blancos que hay en su organismo, impide que se recupere.

---Mi hija se levanto esta mañana llorando porque no podía mover sus pies.

…Y va a empeorar ---. Manifestó el galeno.

---¿Tiene que a ver algo que se pueda hacer?

---La hay Juan; sin embargo, su seguro no cubre los gastos de la operación. Además, debemos conseguir un donante.

…Desde que murió mi esposa, me jure que no dejaría que la vida me arrebataría a mi único consuelo. Que es mi hija.

---Lamento oír eso ---. Dijo Bermúdez.

---¿De cuánto? es la operación ---. Preguntó Juan.

…Muchísimo.

… ¿Cuanto? ---. Insistió Juan.

---Veinte mil pesos.   

   Juan salió del consultorio después de que su hija le pidiera algo de comer. Durante esa noche de abril, Juan no pudo conciliar el sueño. La boca la sentía seca y fría por la amarga y triste noticia. Era como si le cayera un balde de agua fría en todo su cuerpo.

   Durante la mañana siguiente Juan se levanto de su regocijante cama. Dejando a Alma sola en su habitación. Con las cobijas tapándola del cuello hasta los pies, y antes de marcharse se quedó viendo lo que parecía la más bonita escena delante de sus ojos. La más conmovedora se dijo. Pensó en darle un beso en su pequeña frente, pero se contuvo. No quería despertarla.

Publicado la semana 45. 08/11/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
45
Ranking
0 18 0