06
Cristobal

Instinto.

¡Qué difícil resulta pensar lineal!... Quiero escribir… pensar en el buen sentido del  cotidiano sentido…. Si caminamos por la acera  y una persona que viene en dirección contraria nos sonríe, lo primero que hacemos es sorprendernos. No somos capaces de responderle con otra sonrisa, con algún oportuno buen gesto. Generalmente no nos detenemos, seguimos nuestra marcha; aunque, en los primeros instantes, quedamos sorprendidos. Acto seguido, sin dar tiempo al otro segundo y…sobre todo… sin detenernos, empezamos a cuestionar ¿por qué esa persona sonrió?... Intrigados nos preguntamos… ¿la conocemos?... Preocupados insistimos… acaso… ¿nos conoce?… ¡Montones de dudas saquean nuestros pensamientos!... Y un misterioso no sé qué obliga al cerebro a buscar y rebuscar alguna imagen que traiga la puñetera imagen de esa persona… ¡Pero jamás detenemos la marcha!… No somos capaces ni de voltear la cabeza para seguir con la vista el humano cuerpo que se aleja y…segundos atrás… al pasar rozando nuestro lado… nos regaló una amable sonrisa dedicada a entusiasmar nuestro pobre o rico entusiasmo… ¡Joderrr!...  ¿Por qué vivimos con tanto recelo?

 

Publicado la semana 6. 03/02/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
06
Ranking
0 369 0