52
Ángel Acosta

Vaticinium (Final)

Ya el Mundo está festejando la Navidad y por estos días es normal desearle a los amigos y seres queridos… ¡Qué tengas un feliz fin de año y una larga vida!... ¡Pero noooo!... Después de conversar  con  personas cercanas a cumplir más de un siglo cambié ciertos hábitos. Renové viejas costumbres. Juré sublevarme contra ese Morir Lentamente escrito por mi admirado Pablo Neruda.  Desde mi cercano encuentro con esos matusalenes y como humilde escriba confieso que experimento un profundo respeto… digamos… ¡hasta miedo!... sobre todo… cuando estoy frente a los vocablos… Perpetuo… Vitalicio… Inmortal… Eterno… ¡Ay mi virgencita de Tantos Ruegos me asusto de sólo leerlos!... Por estos días Navideños no deseo… ni a mis amigos… ni seres queridos… ¡Qué tengas un feliz fin de año y una larga vida!... ¡Noooooooo!... Mejor les auguro que disfruten de una buena salud… De esa necesaria feliz calidad de vida… Sin embargo, a mis enemigos… y sin una pizca de odio ni rencor... les enciendo un Cirio Pascual y ruego a mis cinco Ángeles Caídos que los protejan para que sean… Eternos… Interminables… Perpetuos… Inmortales… ¡Es más!… a mis amados enemigos… les vaticinium que… próximo a cumplir sus ciento veinte años… ¡por fin!...y un día cualquiera... Lucifer les reconozca con todo esplendor… ¡La Puta Obra De Toda Su Vida!

 

 

Publicado la semana 52. 21/12/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
52
Ranking
0 188 0