49
Ángel Acosta

El abofeteo de palabras.

… soy un tóxico dependiente del amor. ¿Por qué ella siguió mis pasos? ¿Habrá sentido lo mismo? Los hombres también atesoramos encantos. A lo mejor pensó en una dirección. Hizo sus cálculos. Pero no funcionó. Eso pasa. Nadie está exento de errores. Lo sano es turbar la paciencia. Vivir cada día es un reto. Para lo peor, lo malo… ¡lo bueno! Decididamente no soy su hombre. Eso es demasiada suerte. Soy un mortal. Que no arregla desarreglos…  Ni lo poderoso ni lo bello escapan de los desastres… No pueden evitar el abofeteo de las palabras.

 

 

Publicado la semana 49. 30/11/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
49
Ranking
0 199 0