45
Cristobal

Afiladas espinas.

... se escapaba la madrugada mientras hacia el trabajo de limpieza en el Paseo de Recoletos y... entusiasmado con mi inseparable escoba... tropecé con la estrujada copia de un artículo relacionado con la sociología y la mercadotecnia en función de la narrativa. Esa mañana, cuando llegué a mi guarida, me preparé un tibio chocolate. Recuperado y ávido, revisé el material, el cual se publicó bajo el título de… ¿Cómo vender en una novela nuestras conveniencias? En el artículo, el autor refiere que en cualquier parte el hombre es universal, conforma imágenes, denuncia sueños, fracasos y que la sociología y la mercadotecnia son herramientas, utilizadas por algunos narradores, para vender una augusta pretensión. Tal vez ciertos bíblicos sutiles chantajes. Añade el texto que un narrador puede escribir la trama de una novela para motivar, manipular a sus lectores; aunque, ciertos lectores, motivan y manipulan al narrador. Sobran espacios para cualquier difunta hora. Según el autor, el verdadero artista crea cuando desnuda la observación; no obstante, víctimas de cualquier normal exclusión, algunos narradores, por convicción o conveniencia, optan por amamantar la conformidad y entonces utilizan técnicas de manipulación para atraer a sus lectores. Alega que cierta narrativa es como un ramillete, cada flor conserva su fragancia. Lo cual no es nada agradable para quienes… como yo… realmente adoran la realidad de las rosas pero… ¡con afiladas espinas!

 

Publicado la semana 45. 02/11/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
45
Ranking
0 154 0