34
Cristobal

Infinito andaluz.

--Bueno para qué voy a decirles adiós, si dentro de un rato estaré de vuelta… Con esta frase empezaste tus últimas trece horas de vida. ¿Por qué te fusilaron? Los dictadores soportan ser una inútil farándula de sepultureros. Recurren a variantes de muerte. Penumbra sin límite es la envidia. Prolongado fondo, plantar odios. Nefasto resquicio, difamar. Hoy estamos en agosto del siglo veintiuno y en la Granada de Mariana Pineda, Bodas de Sangre, Yerma, Romancero gitano… el Mundo respira verde que te quiero verde… Cuentan que tu cadáver fue arrojado en algún lugar del camino entre Víznar y Alfacar. Han hecho excavaciones. Removido cielo, luna y estrellas. Pero no te encuentran. ¡Ay el Destino! Nunca te fuiste. La tierra no tuvo valor para tragarte. Tu cuerpo se hizo polen, mar, una broma, niños, música, olor a ciudades. Un granadino carmen para tertulias. Grillos, mariposas, olivos… Tu cuerpo entero… poderoso y recio… es un infinito andaluz verso con voz…

 

Publicado la semana 34. 17/08/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
34
Ranking
0 137 0