30
Cristobal

…atónito, no sé.

¿Sabes? Me pregunto por qué dejar como huella esa reveladora condición que dispone de humanas vidas aún, capaces de esperanzas. ¡Somos seres humanos! Vivir debe ser lo más importante. Sin embargo, el egoísmo despoja cualquier natural conquista. Es tanta la humana avaricia por tontas avaricias, que yo, la verdad, atónito, no sé. ¿Podrá negociarse la inteligencia? ¡Hasta la ambición por más ambición es negociable! Todos queremos demasiado. Desistir de ser uno mismo es renunciar a vivir su propia vida. Nadie puede vivir la vida ajena. Pero todo tiene un precio.  Los incautos, incrédulos, insensatos… devenidos hora fáciles presas, deben encarar las consecuencias. Oportunos sentimientos dictan mis pasos. Pero dejémonos de ilusiones.  La Muerte sigue por encima de las expectativas. Y créeme… a esta hora… en un Mundo infestado de virus…no es  fácil… al menos para mí… adaptarme a cualquier idea que no la incluya.

 

 

Publicado la semana 30. 20/07/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
30
Ranking
0 158 0