24
Ángel Acosta

Respirar nubes.

Juntos otra vez, ella descubre que es una hembra torneada para el amor. Sublime arrullo. Inmensidad. ¡Qué horas tan hermosas! Así transcurre nuestro primer encuentro. Días más tarde vendrán otros. Pero ahora, sin saber cómo, empezamos a comportarnos como un deseo con mayúscula. De esquina a esquina los curiosos nos miraban, unos con envidia, otros con picardía. Es cierto. Nuestras vidas han cambiado. Realmente… ¿es así? Las habituales calles son algo diferentes. ¿O somos nosotros? En la ciudad re-bautizamos nuestros rincones. No dejamos un segundo libre de manos apretadas, de cuanta pasión satura los detalles… Viene ella…  me dice desordenadas palabras… me la llevo a bailar la música de nuestro Parnaso y al fin…Esperanza… ¡podemos respiramos nubes!

Publicado la semana 24. 08/06/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
24
Ranking
0 163 0