22
Ángel Acosta

Apoderado de mis rutinas.

…ciudades enteras han abierto rendijas para salir al exterior. Algunos necesitan producir un dinero que puede costar caro… ¡Muyyy caro! Esta vez el dinero no llamará dinero… El mortal virus todavía circula. A pesar de luchar contra el insomnio me despierto a las cuatro de la mañana. Son los restos de mi precio emocional. Es muy difícil escapar cuando estás atrapado en cuatro paredes y haces lo mismo una y otra vez. Rodeado de tristeza, ansiedad, incertidumbre. Las inquietudes son frecuentes. Fueron semanas y semanas alejado de familiares y amigos. Días y días en el mismo ambiente. Pero hoy… a pesar de las pequeñas aperturas… estoy decepcionado… ¡Hay sedientas multitudes por doquier!... ¿Lo habrán olvidado?  El virus acecha. Todavía cada segundo es largo e implacable. ¡Coño tanta muerte en camino aviva mis temores! ¿Salir al espacio exterior es bueno o malo? No sé. Es aterrador este miedo apoderado ahora de mis cotidianas rutinas.

Publicado la semana 22. 25/05/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
22
Ranking
0 191 0