14
Ángel Acosta

¡Ni una lágrima!

… es imposible despedirnos por última vez… La última vez no existe para quienes aman la vida… La última vez no existe para quienes abrazan la vida NO como una opción… ¡Qué minuto tan cruel debe ser morir solo!... Y escuchar las últimas palabras de ánimo pronunciadas por una lejana voz antes de traspasar la puerta que definitivamente separa de la vida… Ahora mismo, en cualquier parte del Mundo la cabeza… con los dispersos y agónicos pensamientos de algún ser humano… reposa reclinada hacia atrás… La mirada está fija en un punto… Tal vez ese hombre o mujer camina en círculos sin comprender por qué todavía permanece en espera… ¡separado de su ser querido por miedo a contagiarse y contagiar a otros con el maldito virus!...  ¡Pero no importa! …De alguna forma  queremos estar allí… en ese hospital… ¡a su lado!…acompañándolo en esas infinitas horas o cortos segundos donde la vida de nuestro ser amado enfrenta la muerte provocada por el asesino virus… La muerte es la única oportunidad de la vida… La muerte acerca el alba pero no otro amanecer… una realidad tan espeluznante como estas palabras… que están en constante acecho para trasmitir los sentimientos de humanas vidas… pero ¡coño!… por amor a Dios… ¡ni una lágrima más!... ¡Vamos a ganar!

 

Publicado la semana 14. 30/03/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
14
Ranking
0 173 0