25
Andrea Pereira

Espacio reducido

Tatiana abre sus ojos, está demasiado oscuro para comprender donde se encuentra.

Intenta sentarse, pero el espacio es tan reducido que no puede.

Levanta las manos, palpa su entorno, nota que algo la tapa, y abre aún más sus ojos.

Grita llamando a su madre, las lágrimas le empapan el rostro, y no para de golpear.

Recuerda el destello frente a su bici, el choque que la hizo perder el control cayendo al suelo, el fuerte dolor en la cabeza, y nada más.

Desliza las manos a los lados en busca del teléfono, pero ambos bolsillos están vacios.

Vuelve a gritar llamando a su madre.

Su voz se entrecorta. No para de repetir: mamá.

Luego de un largo rato de lucha se duerme.

Despierta y se da cuenta de que sigue en el mismo lugar. Vuelve a gritar, aún con más fuerza que antes.

Araña la tapa, intenta romperla también con sus pies, cierra los puños, y sigue dando puñetazos.

Solo consigue que algo de polvo caiga sobre su rostro

Lanza un último alarido, siente que le falta el aire, resopla, y llora desconsolada.

Publicado la semana 25. 16/06/2020
Etiquetas
De noche
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
25
Ranking
0 32 0