29
Agonista

Embriagado

Últimamente siento que hablo por hablar,
En ocasiones esto hace que las palabras cobren un sentido honesto,
Pero entre esa sinceridad
Siento palabras insignificantes colándose entre mi mente y mi boca.
He intentado pensar en qué escribir y nada fluye,
He intentado sentir las palabras en los trazos y me desconecto de mi mano.
Quisiera escribirte algo; una frase, un mensaje, un poema, una palabra,
Cualquiera cosa con coherencia o sentido,
Pero me siento frente al papel y no sé escribir,
No sé leer, soy un analfabeta, autista, incoherente,
Un estúpido, mudo, ciego, incompetente.
No sé por qué no te he podido escribir
Si te veo y siento supernovas explotar en mi interior,
Si te siento y mi alma baila con la tuya como un incendio infinito,
Si hablas y tus palabras me recorren despacio,
Como la visitación de tus labios y los míos,
Si el mero recuerdo de tu lengua contándome tus deseos
Arde en mi pecho, y en mis manos, que buscan recorrer cada rincón de tu cuerpo.
Te pienso y quiero sentirte respirar junto a mi pecho,
Haciendo de las almohadas nuestro lecho,
Sentir tu aroma que calma mi corazón impaciente.
Quiero contarte que tu risa riza mis cabellos en broma,
Como el viento al mar, rizando olas en mi ser con los sonidos de tu felicidad, 
Y contarte que tus jugarretas enternecen la roca en mi pecho.
Quisiera confesarte cosas para las que no he hallado palabras;
No soy un poeta, aunque de vez en cuando pretendo serlo,
Quizá sí lo fuera pudiera decirte lo que siento con palabras
Como un humano,
En lugar de hacer rostros que se quedan cortos,
Quizá si fuera poeta te podría escribir a diario
Un poema nuevo, un soneto bello, una décima única,
En lugar de escribirte uno al año
Mal tachado, corto de palabras, excesivamente largo, genérico por momentos.
Quizá si fuera poeta podría expresar en palabras sencillas cuánto te amo,
Enumerar cada particularidad de ti que llevo en la comisura de mis labios...
No soy poeta, pero en ocasiones pretendo serlo,
Y soy honesto y me confieso ante ti,
Te cuento mis pecados y tú afilas tu cuchillo y preparas tus caricias,
Me haces poeta por ser poema,
Porque te leo y te siento,
Luego cambiamos la entonación y tus palabras se me hacen oscuras complejidades de sentimientos 
— Tu ausencia dibuja la presencia de un iktsuarpok 
En las trepidaciones de mis acciones—
Te me haces café en las mañanas, 
Heroína en las venas, vida en esta existencia absurda,
Futuro incierto que nos espera pacientemente,
Mientras tus líneas se cruzan con las mías
Y juntos escribimos poemas ilusorios, mágicos, reales,
Hacemos décimas en las tardes, sonetos de rato en rato,
Versos libres cuando nos desnudamos bajo el amparo del seguro en la puerta.
Poemas somos a ratos, pero poemas en palabras se me escapan, 
Tú, tan complejamente humana,
Tan vulnerable, tan fuerte,
Tan ansiosa, tan decidida,
Tan segura, tan descuidada,
Tan apasionada, tan contradictoria,
Que te siento al sostener tu mano
Y no sé qué es una palabra,
Ni por qué usaría alguna para contener el desbordamiento que trae
Embriagarse de ti.

Publicado la semana 29. 18/07/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
29
Ranking
0 25 0