19
Agonista

Meditaciones

Desenfocado, desconectado,
Discutiendo con el sentido, descontenido,
Disuelto en ideas flotantes, descentralizadas, deconstruidas,
Sílabas sin formación
Un recuerdo del tiempo
Caminando en un mundo atemporal.
La calamidad de existir es un pensamiento antiguo,
Pausa ———
Recuento ———
Peregriné rumbo a Dios y me entretuve con las voces del bosque,
Aprendí a leer palabras que el viento ha desdibujado en la arena...
Mirarse al espejo es ver la humanidad en las ojeras,
Verse en el espejo es reconocer los gritos tras cada cicatriz,
Observarse a uno mismo es ver dónde duele, dónde se llora,
Dónde las sonrisas son huecas y dónde llevan vivan,
Don de saberse, conocerse...
Desencadenar la rabia y verla quemar el mundo,
Apaciguar la furia del espíritu con la brisa fría del otoño,
Sentir el alma en pedazos y llorarla,
Saborear en abandono, el desahucio.
Hacer las paces entre los besos y los cuchillos,
Aceptar la mano tendida,
Confiar en otro ser,
Confiar en uno mismo,
Perdonar.
No dejar que las palabras dictamine el pasado
Que definan el futuro,
Aceptar los errores,
Atreverse a ponerle nombres a los demonios que viven tras los párpados,
Inventariar las manos con las que se construyen,
Ver en los callos la habilidad más que el resultado,
Aceptar el pasado como es,
Dejar al futuro ser y decidir qué debería ser uno mismo en el futuro,
Ser la persona que has necesitado
Cuando el infierno se ha congelado,
Dejar de buscar en el mundo la inspiración y la razón,
Traerlas uno mismo a la mesa.
La virtud de yacer en plena noche,
De la mano de ángeles y demonios,
Sabiendo que ninguno podrá embelesar el oído de tus sueños.
Sé quien necesitas ser,
Sé quien necesitabas ser,
Sé quien necesitarías ser,
Sé...
Toma la decisión de ser,
No eres tus pensamientos, ni tus intenciones,
Eres lo que haces, eres tus decisiones,
Somos manojos de equivocaciones, fallas, imperfecciones 
Somos canciones a medio escribir,
Letras al borde de la hoja,
Aún sin cantar...
En ocasiones somos virtud, somos sabiduría,
Alimenta el espíritu sabiéndote mortal,
Capaz de aceptar la mano tendida,
Capaz de tender la mano, 
Capaz de sobrevivir los mayores males;
Vive la guerra, vive el exilio,
Vive la tortura, vive el naufragio,
No hables de tu pasado con orgullo,
Muestra con humildad que has sobrevivido los calvarios en tu vida.
Observa al buen hombre, aprende sus virtudes,
Observa al malvado, al cruel, al inescrupuloso
Y revísate a ti mismo,
Busca sus fallas en ti,
Contrólalas, límalas, deshazte de ellas,
Busca ser una mejor versión de ti cada día,
Y perdónate cuando no lo consigas;
No lleves la culpa de vivir,
Siente como la lluvia besa tu cara con la absolución que necesitas,
Deja ir el lastre,
Rodéate de personas dignas de admirar, dignas de ser maestros,
Exige de ti la voluntad de aprender de ellos.
Deja de preguntarte por qué existes,
Demuestrate a ti mismo que existes por tu propia voluntad.
El camino es largo, cansino,
Pero mientras tu corazón lata
Cada paso es humano,
Cada cambio es natural,
Cada mejora es voluntad virtuosa.
Viajé rumbo a dios,
Hicimos una apuesta y pactamos silencio,
Su inexistencia no afectó mi vida,
Pero la peregrinación rumbo a mi Alma,
Me mostró los hilos que entretejen mi ser.

Publicado la semana 19. 10/05/2020
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
19
Ranking
0 112 0