47
Victoriano Pedernera

Nunca más

Sus ojos reflejaban las llamas de su alma. 

Su pecho parecía que iba a estallar.

Sus manos, dos tenazas, se ceñian sobre el cuello de mi amada.

El cuerpo desnudo, inerte,sobre la cama.

Yo inmóvil, sin poder hacer nada.

La sangre bañaba mi cara, entorpecía mi mirada.

Se acercó, me miró y me dijo: Tú la seguirás amando, pero nunca más podrás abrazarla

Publicado la semana 47. 24/11/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
47
Ranking
0 14 0