37
Victoriano Pedernera

UN DÍA

Un día mutilé mis manos,

para no acariciarte. 

Corté mi lengua, para no 

nombrarte.

Sellé mis labios, para no 

besarte. 

Cegué mis ojos, para no 

mirarte.

Confundí mi mente, para no 

pensarte.

Clausuré mi sexo, para no 

desearte. 

Vendí mí alma al diablo, para no 

alabarte.

Pero no he logrado, de mi corazón 

arrancarte. 

Publicado la semana 37. 12/09/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
37
Ranking
0 70 2