35
Valentina Cavalotti Velasco

ejercicio

Un poco de luz entra por la ventana, se escuchan los autos pasar, una ambulancia. Mi perro duerme a mis pies y yo estoy sentada en mi cama con la computadora intentando escribir algo. Tuve una idea, pero ahora se me escapa el como que en algún momento pensé, creo. Empecé otra cosa, pero al algo le faltaba mucho. Tengo hambre, y se que debería levantarme, hoy me toca salir al mundo, una vez más, un día más, como casi todos los días pasados, no respondo por los futuros, no se puede pensar en todo todo el tiempo (aunque intento). No dormí muy bien, me desperté pensando en la película que vi ayer, se murió un personaje y ahora que me acuerdo, me pone triste. Además, nos quedamos jugando juegos de mesa hasta tarde, hasta que se me dormían los brazos y las piernas y se me cerraban los ojos entonces les tuve que pedir que se vayan, ahora de eso solo quedaron vasos sin lavar, y los almohadones del sillón desordenados. Mañana empiezo un laburo y estoy nerviosa, en realidad no, estoy nerviosa de los nervios que se que voy a tener. Debería informarme un poco más al respecto, prepararme. Pero antes que todo, antes de salir al mundo, lavar los vasos, ordenar los almohadones y ponerme nerviosa, tengo que bañarme y vestirme. Y antes que eso tengo que escribir.

Publicado la semana 35. 31/08/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
35
Ranking
0 41 0