14
Sr. Pomodoro

Malditos plastidecores

- ¡Ten cuidado! ¡Ay!

- Perdona…  pero no me grites.

- ¿pero no me has visto?

- ¿como voy a verte si estamos a oscuras?

- ¡Chtsss! Calla… que patán eres.

- Vamos, tu ve arriba y yo miro por aquí…

En el video se ve como las dos personas vestidas de negro y con la cara medio pintada de betún pasean por la casa mientras discuten bajito. Revuelven todo lo que encuentran en su camino, tiran la televisión del salón, rajan el sofá, tiran los libros. En la cocina tiran la Thermomix al...no, no, parece que discuten y uno de ellos dice que se lo lleva, a su Marivi le va a encantar dice. El más bajito de los dos sube a las habitaciones y al rato baja con un par de hamsters, les ha rapado el pelo y los ha pintado… Maroto no entiende nada, el video no  se ve muy bien, es uno de esos que todo se ve verde porque está grabado en la oscuridad, no sabe por qué le mandan este video a el si no tiene ni hamsters ni Thermomix. Parece un video equivocado de destinatario hasta que el alto empieza a hablar a la cámara.

- ¡Tu, Maroto de los cojones! ¿Has visto lo que le estamos haciendo a tu casa no? Pues lo mismo te vamos a...

- EsKaleno tio...

- ¡Chst, calla! ¿por donde iba? Ah - Mira de nuevo a la camara y pone voz de villano - Pues lo mismo te vamos a hacer a tí como no nos devuelvas la...

- EsKaleno tio, en serio.

- ¡Pero me quieres dejar decirle al bastardo ese lo de la escultura? ¿y que haces diciendo mi nombre? ¿eres tonto? ¿que te dije? porque eres mi cuñado que si no te enterraba aquí mismo.

- Tio, que esta no es su casa

- ¿Qué? ¿cómo que no es su casa?

- Que no, que no, mira.

El cuñado le enseña un marco de foto a EsKaleno, este al verlo le entra la ira de Dios. Maroto aprecia por la foto que están en casa de su vecino de enfrente, Paco, Gerente de Lidl… que se joda, que siempre está fardando de tele.

- ¡Pero cómo puedes ser tan tan ARGH! ¡lerdo! si ya le dije yo a mi hermana que no quería traerte, que prefería al Sueco, ese si que es un profesional, pero ella insistió tanto que claro, cualquiera le dice que no pero jooooder por qué a mí.

- Coño, no te enfades, si no es esta es alguna otra de por aquí.

- Si claro, joder es verdad, si quieres vamos destrozando casa por casa y grabando el mismo video en todas, le mandamos veinte videos y que él elija.

- … hombre… visto así… tampoco es mala idea…

- ¿pero tu en que mundo criminal vives, campeón? Que soy un profesional, que vengo de una estirpe de criminales, que mi madre hacía butrones conmigo en brazos, que mi abuelo era El Canicas, hijo de El Hebillas y sobrino del Siete muelles.

- Joder dicho así eres más grande que Aragorn jajajaja

- Mira Bartolín, hoy te mato, luego te trituro con esa Thermomix y se lo doy a mi hermana de regalo para que haga croquetas de gilipollas, lo juro ¿no te di dos mil euros para saber donde vive Maroto? ¿a quien se lo diste para darnos esta dirección?

- Pues a quien va a ser, a Joaquin.

- ¿que Joaquin? ¿el Plasti?

- Sí, claro.

- ¿pero nunca has pensado por qué le llaman El Plasti? Ese de pequeño se empachaba de comer plastidecores, luego lo dejó y siguió con las ceras, está fatal, a saber si la casa de Maroto está por aquí o a tomar por culo.

- Joder, pues el Plasti me lo aseguró y yo la verdad que le creí.

- ...Vamos a dejarlo aquí que si no no terminamos nunca y tengo que devolver la cámara. Déjame un segundo y cierra esa puta boca que tienes.

Carraspea y vuelve a poner voz de villano.

- Maroto de los cojones, como no me…

En ese momento se escucha que alguien está aparcando el coche en el garaje.

- ¡Joder, que viene alguien! ¡Vamonos! ¡Me cago en tí, Bartolo!

- ¡No digas mi nombre,  esKaleno!

Mientras corren en dirección al murete del jardín, EsKaleno aprovecha para grabar su discurso.

- Uf uf Maroto... de... los... uf cojones... uf... como no nos... uf... espera espera venga va, sube tu... como no nos devuelvas la escultura... uf ¡ay!...  te vamos a reventar...uf maldito cabrón… sabemos donde vives… bueno… podemos descubrirlo… te damos una uf ¡por aqui, por aqui!... una semana, si no te despelleja La Monja ella misma ¡arranca corre!

El video se cortó ahí, en ese preciso momento. Maroto tenía encima un lío de narices del cual no sabía si realmente saldría o no. Tiene que encontrar ya al avestruz para que Pomodoro recuerde donde guardó la escultura...o La Monja le despelleja...

 

Publicado la semana 14. 07/04/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
14
Ranking
0 180 1