42
Sergio L. Cruz

Los libros equivocados

Me pregunto cómo habrá entrado. Bajé la persiana hace un rato y estaba segura de que no quedaba nadie dentro. Está al fondo, en la sección de filosofía, de espaldas, ajeno a mis interjecciones. Lleváis toda la vida leyendo los libros equivocados, me dice mientras los tira al suelo. Este no, este tampoco. Me pregunto si va a hacer una pira. Cuando ya iba a marcar el cero, se vuelve y entonces me doy cuenta. Es él. Posee ese halo que no compra el dinero, esa mirada en la que no te reflejas. No acierto a escoger la fórmula (señor, excelencia, altísimo), tardo en reaccionar. Le pido torpemente que se vaya y me responde que viene para ayudarnos a luchar contra el mal. Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo, le digo. Enarca una ceja, eso quién lo dice, me pregunta. Pues un tal Nietzsche, que le está esperando ahí fuera para ajustar cuentas, se me ocurre. Saco el móvil de nuevo en cuanto se marcha, pero veo que cruza hacia la librería de enfrente. Quién sabe, quizá se encuentre con su némesis en la sección de teología.

Publicado la semana 42. 14/10/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
42
Ranking
0 53 0