41
Sergio L. Cruz

Me temo que su caso es diferente

“En mi trabajo no me puedo poner exquisito. El ejercicio de la abogacía es el pan de mis hijos. Por este bufete pasan desde pobres diablos hasta asesinos sanguinarios, y todos son defendidos con denuedo. Pero su caso es diferente, me temo, y precisa de los servicios de otro tipo de profesional. Porque comete el mismo crimen a diario, y la víctima es usted mismo”, le dije al desconocido del espejo, que se limitó a mostrar una sonrisa de hielo.

Publicado la semana 41. 07/10/2019
Etiquetas
Microrrelatos
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
41
Ranking
0 36 0