24
Sergio L. Cruz

Y tal como viene, se va

Entra en tu vida sin llamar, y nada más aparecer se crea un halo de divinidad en torno a ella. Entonces la proteges y la cuidas como un tesoro de porcelana, e intentas no hacerte preguntas. Prefieres no saber cómo surgió, si te la mereces, o cuánto durará. No pasa desapercibida; hay quienes la sienten como suya (y eso te gusta), pero también hay quienes la pueden destrozar con solo intentarlo. Por eso la valoras tanto. En tu fuero interno, tomas buena nota para cuando se haya marchado, para poder acordarte de cómo era la felicidad.

Publicado la semana 24. 10/06/2019
Etiquetas
Microrrelatos
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
24
Ranking
0 40 0