35
Quidec Pacheco

El Quinto Jinete

Verde lejanía y mis rencores.
Hidalgo en violencia putativa.
Hacedse de mi dolor, valores;
Mi sufrir, justicia redentiva.

Éric dejó el celular, que comenzó a calentarse y chisporrotear. Se paró, retrocediendo de la banca de cemento donde el aparato se sacudía. Unas llamas verdes lamieron la pantalla y la funda de goma. Miró al campo de la escuela, y un chico musculoso e iracundo cruzaba el patio de recreo.

Entregadme, en sus reverdores,
Las sentencias, frutos homicidas.
Solo sabes tú, puño y ardores,
Lo que corazones ameritan.

Omar llegó con sus puños en alto, como lo había prometido. Pero antes de poder arrebatarle su dinero y el valioso celular, vió la pertenencia de su víctima revolviéndose encima del concreto. “¿Y esto, Éric? ¿A qué juegas?” dijo burlón frente a sus dos compinches, que comenzaron a asirlo para que recibiera sin queja el abuso de Omar.

Santas esmeraldas de tu filo,
Santos ganchos, largos guanteletes.
Úsalos para cortar el hilo,
Bañame todo en culpas ardientes.

Después de tres golpes y una nariz quebrada, la silueta oscura de un hombre en armadura se levantó detrás del Omar violento. Los compinches poco a poco soltaron a Éric según la sombra tomaba la forma de un hombre, el doble de sus tamaños, con un monumento gigantesco de malaquita por espada, y su armadura en hierro verde, podrido y viejo.

Baje sobre todos tu dominio
Sed de toda deuda, redimida.
Eres el jinete de venganza,
¡Quinto sin piedad, aquí me tienes!

Con un movimiento del brazo terrible, dejó un muñón donde antes había cabeza. El cuerpo de Omar cayó sin vida, bañando los tenis y el uniforme de Éric. Los otros dos corrieron, pero la coraza verde les aventó el pesado filo y quebró sus espaldas al momento. En el suelo, llorando, los alcanzó para cortarles a espadazos torpes las pieles, las carnes, y las vidas. Dos profesores se dieron cuenta de la escena, y en pánico comenzaron a alejar a todos. Éric, sosteniendo el sangrado de su nariz, ahora tenía un gigante que, en genuflexión ante él, tenía su altura. Completó la más terrible invocación, el 5to Jinete del Apocalipsis: Venganza.

Publicado la semana 35. 30/08/2019
Etiquetas
Escuchar: Daoko - Step Up LOVE Ft. Yasuyuki Okamura , Leer lastimado, de preferencia físicamente, y por fuerzas ajenas.
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
35
Ranking
0 33 0