10
Pedro M. García

Nombre

El nombre de un ser que viene a destiempo

Sin pretenderlo

Paso horas dándole vueltas a un nombre

A ese nombre que si no llega

marcará la lápida de costra y sal

que se levantará junto a mi corazón

Un nombre que ha de buscarse,

que he de encontrar,

porque será la prueba de su existencia,

la huella fosilizada en la roca,

el mensaje en la botella,

esa pintura rupestre que adorna de hogar la cueva

Porque lo que no se nombra se vuelve invisible,

se difumina y desaparece

de la vista

y del recuerdo

Un nombre es el regalo de las despedidas tristes,

el que te legitima ante el mundo,

porque te convierte en ti,

te aleja de tus otros posibles

e infinitos yos

Y también es el regalo del indicativo,

la libertad de la gaviota,

ese polen amarillo de insecto viejo que flota al viento,

pero cuyo destino es uno,

solamente uno:

la flor

Un nombre me daría el poder para ahuyentar

al fantasma del supuesto,

al espectro hermoso y terrible de los mundos paralelos.

Un nombre

Paz

No lo encuentro.

Publicado la semana 10. 10/03/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
10
Ranking
0 63 0