44
Patagónico

EPITAFIO DEL OBRERO

Quién sabe se aquí descansa

el que dicen que está abajo:

una vida no le alcanza

para pagar su mortaja,

al pobre con su trabajo.

 

Se muere el pobre

y, quién sabe si le toca el paraíso,

quizás en el cielo logre

que lo traten como un hijo

o lo persiga el destino

de mendigar por un cobre.

 

Pero sospecho que al hombre

lo despachan al infierno

con algún plan del gobierno

que le llaman “de emergencia”,

argumentando “prudencia

para pasar el invierno”.

 

Aún en el cementerio

lo persigue la miseria

al pobre que dobló el lomo

para que el rico creciera.

Para el rico cruz de plata

sobre la piedra de mármol,

para el pobre ni una placa

en su crucecita de palo.

Y con ambos, allá abajo,

se hacen fiesta los gusanos

Publicado la semana 44. 01/11/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
44
Ranking
0 130 0