12
Patagónico

ESCUELA

Cada marzo la aldea sumisa

ofrenda sus niños a la escuela

en tributo al orden y al progreso.

Los salones de clase cobran vida,

ya la tiza se mezcla con el aire,

y en hermético rincón, una campana

 los adiestra a someterse a las alarmas.

Cada escuela resiste como puede

 las carencias sociales, la violencia,

el vacío moral, magros salarios,

y perdura ingenua y optimista.

Me pregunto cuánto más soportarán

esta farsa la nuevas generaciones

si son ellas las nativas de este tiempo

cibernético, inseguro y mutante.

Publicado la semana 12. 18/03/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
12
Ranking
0 116 2