45
Omduart

Un universo compartiéndose XXVIII

Lo de fuera

«El ordenado caos está en metafóricas llamas. Todo diagnóstico se escribe en verso. NADIE se siente lejos de sí mismo y de los demás. Una voz interna irradia en cada cuerpo, una literatura que se expande vibrante.»

Noticiario televisivo de emergencia
Una epidemia de locura invadió la totalidad de la capital. Nadie acude a su lugar de trabajo. Parece ser que toda la actividad se concentra en compartir el ideario personal de cada ciudadano. Olas humanas recorren las calles. Algunos cantan, otros lloran desesperados, gritan y exigen. Leemos pancartas que expresan lo siguiente: ¡kachkaniraqmi!
Expertos en la materia afirman que se trata de una palabra escrita en la lengua quechua, cuyo significado desconocemos. Nos gustaría asegurar que seguiremos informando, sin embargo y en contra de nuestros principios y deseos, es posible que perdamos la conexión. La mayoría del personal está desaparecido. Lamentamos la pérdida de gran parte de nuestro equipo de grabación, todo se desmorona, queridos compatriotas, con gran pesar informamos que el apocalipsis ha empezado.

Los verdaderos dueños a veces duermen, el boletín de Juan Ramón
Hoy es el día del recuerdo. Creemos tener el control, por lo menos de nuestras individuales vidas. No. No. ¡No! Solo hay ilusión, ilusión y capacidad de informar y desinformar acerca de nuestra subjetiva y limitada comprensión de la realidad. Ya oigo relinchar a los caballos celestinos anunciando la nueva política innegable, los cambios inapelables. Carmesíes nubes tramando tristezas. Yo no lloraré, informaré y recalcaré nuestra voluntad de aceptación. ¡Viven, sean, mueran!

Limeños y escudos, revista de los patrios
Hermanos, una poderosa fuerza extranjera quiere destruir nuestro hogar, quemar la bandera que nos une como nación, orgullosa y hermosa. Como antaño luchó valeroso nuestro capitán Miguel Grau hasta la victoria o una honorífica derrota. ¡Levantaos! No hay limeño cobarde que prefiera rendirse al vórtice antes de pelear contra el enemigo. Que la muerte sea el premio de los guerreros que no tienen miedo de combatir; ¡todo por la patria!

La dulce brisa que nos dio el aliento y reclamo, fanzine de Valentina
Todo sigue su curso en espiral, como siempre. La subida succiona la salobre vida. Los muros dejaron de dividir y ahora son expositores. Poemas por todas partes. “Masajes cerebrales, llamen ahora al 1,61803398, le deshacemos el nudo de la verdad, la salada lluvia sinceramente lagrimosa”. Remolinos de anuncios ofreciendo cuentos sobre familias que regalan emoliente con dedicatoria en la servilleta. Juega a dejarte llevar, sé por un rato un animal que no necesita vender nada, que no quiere más que amar, ser, caminar. Oh, ¿es esa aquella brava humorista que dice ser un cyborg? No sé si absorbe y exhala, pero sin duda no tiene el control, no hay mando. Que la poesía nos salve del mercado y sus avances hacia el ordenado caos…

Diario personal del único fumador de la ciudad
Momento actual: libertad. Sentimiento generalizado: sinceridad de uva, puro vino. Existencias de tabaco: todas. Esto es un sueño. ¡Estamos tan vivos que da miedo! Acabo de ver pasar dos hombres desnudos montando en llama cuyas fauces devoran sin piedad un poema aún leíble:
«Como horribles batracios a la atmósfera,
suben visaje lúgubres al labio.
Por el Sahara azul de la substancia
camina un verso gris, un dromedario.»

Aquellos llameros solitarios ondean la bandera arco-iris con un eslógan por delante: «Llegamos, rodeamos y vencimos».
Miles de papeles apalabrados de tinta, sangre, orina, fluctúan por el aire de Lima. Algunos han subido tan arriba que están siendo leídos por los mercaderes de Cuzco. Hace muchos instantes que oigo latir mi corazón. Quiere marcar el ritmo de mi diario que gustoso escribo y comparto lanzando cada hoja al viento. Está pasando, lo estamos viendo, viviendo.
Hay un carro en el ojo del huracán; nuestro heraldo literario, el origen de la explosión. Vivimos el sueño utópico, cuando aún no tenía nombre y era la simpleza de ser sincero. Que sea lo que deba.

Tickets libres, la oratoria de Miguel el vocero
Plaza, Plaza, todo Brasil, Angamos, Bancay, Metro, Sucre, Rosario, revolución, España y todas las demás direcciones. ¡Vamos a todas partes, queridos pasajeros! Micros abiertos, puertas desde donde cuelgo mi cuerpo. ¡Sube, sube! ¡Baja, baja! El cambio es tu grito de esperanza. Está ocurriendo, dejen libre los asientos delanteros. No hay fantasmas, respiren pausados; ¡Calles libres de la percusión tradicional! ¡No hay cláxon! ¡No hay banda! ¡No hay cumbia!

Las manillas oxidadas, diario del renunciado uniforme
Bebo más que antes, mi moto sigue rugiendo y partiendo la calle en rojo. ¿A quién me debo ahora? ¿Qué es eso que siento? Un metro noventa y cinco desaprovechado. Disparé a una paloma que estalló y llenó la carretera de plumas negras, grises e incendiadas. Algunos ciudadanos se dedicaron a recolectarlas afirmando que escribirán la mayor obra que jamás se hizo. Bebo pisco fresco. Nadie se interpone. ¿Soy la ley y el orden incluso cuando no recibo voz alguna? La radio solo emite ruido blanco. Quesos creyendo ser libres de mis porrazos y multas están recorriendo el asfalto montados en sus carros de bombitas, yukas, camarones y palomitas. Qué horror, no les queda chicha. Las manillas están oxidadas, el depósito de gas ruge vacío. No hay más camino. Bebo más que antes y el pisco está más bueno sin limón. He perdido mi empleo, mi función terminó. No hay pasado ni futuro que valga. ¿Quién es ese loco que corre con un látigo negro en la mano detrás de esa alpaca? Dios, apiadate de mi alma. Bebo, y sigo viviendo por un tiempo.

«Irradia el astro una luz inclinada. Las divinidades se regocijan, nada más placentero que contemplar a esos seres inmerecidamente engrandecidos descubriendo lo que ocurre cuando dejas de mentir y permites el desenvolvimiento sin límites, como un poema a las aves».

Publicado la semana 45. 07/11/2019
Etiquetas
https://www.youtube.com/watch?v=cU5OIW8umf4, Campo - vals del infinito , Una peruana que lleva una biblioteca en un carro por miraflores, Lima, El caos, Literatura infinita, las palomas, la policia, la poesía, Barranco, Cuzco
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
45
Ranking
0 164 1