40
Omduart

Un universo compartiéndose XXIV

Lo del fondo 

Él no aspiraba a ser un ídolo. Ni siquiera cuando saltó del puente de lo suspiros para rescatar aquel muchacho desgraciado. Los pueblerinos lo admiraban, le sonreían. El panadero no aceptaba su dinero y siempre le daba la mejor barra de pan. La carnicera cortaba cuidadosamente las mejores piezas del corcel y le cobraba a precio de coste; le pedía disculpas por ser demasiado pobre como para regalarle la carne. A él no le interesaba ser un héroe, meditaba sobre esto sentado en el puente, suspirando, viendo el pálido reflejo en el agua. Sabía que los héroes mueren jóvenes, igual que los mesías. Hay que evitar el sacrificado destino; no todo vale, no todos merecen mi salud, mi tiempo.

Así fue como Valeria se presentó; como su mejor solución. Una librera es siempre por lógica necesidad una gran lectora. Ella conocía su mal, su temor y también el remedio. Le habló de todos aquellos regalos en forma de letras que de la mano se muestran, se comparten. Lo del fondo es una realidad viva, retransmitida en directo en cualquier momento y lugar. Eliane está en paz viviendo entre páginas y sabiendo que, al fín, su existencia es tan real como mudable. La bibliotecaria del universo le mostró el movimiento transmigratorio. El viaje se ensancha. Miraflores también.

 

Lo de adentro

Ya no queda nadie a quien despellejar o obligar a arrancarse la piel a tiras. El fuego ardió tanto que agotó el combustible. La salida debería estar abierta ya. Mori siente un ligero pero preocupante temblor en el lugar donde latiría el corazón de tratarse de un ser humano. Por algún motivo, los sacrificios a su deidad se paralizaron. Algo ocurre en el otro plano del cual succiona la vitalidad que la renueva. Duusakh Mori vibra poderosa, anhela castigar al cobarde, el maldito flagelante cuya culpa le carcome, lo debilita, lo minimiza hasta desear su extinción; y es aquí donde la divinidad crece y se nutre. La diosa del sufrimiento ya viene. Regresa. Lo de adentro quiere seguir pudriendo pero hay más y otra semilla agarrará; sigue sembrando.

 

Lo de fuera

El ordenado caos está en metafóricas llamas. El efecto del Universo compartiéndose se transmite como un virus. Todo diagnóstico se escribe en verso. Nadie comprende nada, pero NADIE se siente lejos de sí mismo y de los demás. Una voz interna irradia en cada cuerpo, una literatura que se expande vibrante. Se escribe en piel el mensaje del alma, en paredes y suelos; cada cual convierte su movimiento en un poema. Han surgido miles de diarios autopublicados y son repartidos a través del aire. Las personas más volátiles deciden invadir el edificio Rímac y proyectar al infinito cielo Limeño sus pensamientos íntimos y de necesaria divulgación. Todo se deja transformar en material de lectura. Los parques se convirtieron en mandalas fluctuantes donde animales, hombres, mujeres, niñas y niños danzan al son y unísono de este expandido ser que habitamos. No hay pájaro que no cante. Los voceros del autobús hacen sonar sus cuerdas por el bien de la música, dejan fluir notas gruesas de amor caribeño, salsas y rancheras. Las chicas están en comunión y ya no sienten opresivos ropajes invisibles en sus cuerpos, dan palmas y sonríen. Lo de fuera es nervio, vida ardiente, lo de fuera también es imaginario, subjetivo, real.

 

La realidad

La realidad dejó de fingir su existencia y cada cual es suficientemente valiente (y loco) como para admitir que siempre fue una ilusión (necesaria). 

Hay centenares de libros esparcidos por la ciudad. Tantos, que se habla de bosques culturales para indicar lo que antes eran calles. Se baila, pero no es un acto de flirteo, ni por diversión; la danza nace en la espiral de las galaxias, por fuerzas inmensurables, sagradas; más allá de leyes o normas son inquebrantables verdades. Los negocios han cerrado, no queda ningún humano que dedique su tiempo a la producción. La propiedad perdió su dueño y ahora a robar se le llama transporte no controlado. Se lee con la pasión del sexo, se escribe como se respira y, por encima de todo, la gente está siendo verdadera, con todas sus facetas al descubierto, sin confundirse ni esconderse. La realidad es frágil, plural, en un estado de contínua mutación.


 

Continuará en el fondo expandido. Prometido por Omduart.

Publicado la semana 40. 05/10/2019
Etiquetas
https://www.youtube.com/watch?v=QEl2Iv4bmdk, Goodbye blue sky- Pink Floyd , Libros, Valeria, pink floyd, Miraflores, Lima
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
40
Ranking
0 106 0