44
neKKKro

Finishela

Silencio. Aguantar y aguantar.

Desprecio tras desprecio. Temor.

La infamia carcomiéndolo todo. Espanto.

La obscenidad de los poderosos.

Intolerancia. Precariedad. Ingenuidad burlada

Los bolsillos vacios. El alma acongojada

Pibes con hambre. Madres con hambre. Ancianos con hambre

Todo se desbarranca. Todo se desploma

La desdicha se agota en el hartazgo

El cielo se enfurece y escupe su descontento

Tarde en la tarde las esquinas se sublevan

Alguien dijo basta y otros cuantos corean su insolencia

Finishela los nenes bien

Finishela los inmorales de siempre

Blandiendo la vara de la doble moral

El plomo asediando inocentes

El humo. La trampa

Siempre hay castigo

Nunca hay premio

Tarde en la tarde los fantasmas trafican con nuestros sueños

Y al filo de la muerte florecen la angustia y la sangre

Yo sigo deshojando flores marchitas

Anestesiado en la incertidumbre

Recostado en un farol

Esperando un signo, una señal

Crujen los atormentados huesos de los que duermen en las calles

Pesadillas, un siglo de pesadillas

Las vidas robadas, los sueños violados

Las ansias aniquiladas por el odio.

Molesta tu color. Molesta tu candor.

Hablábamos de amor, hablábamos del ser

Y entonces otra vez los cafiolos de la vida

Nos obligan al dolor. Nos arrean hasta el borde del abismo

Basta. Y otra vez basta

De una vez por todas basta

Finishela con los cantos de sirenas

Con las promesas y los espejitos de colores

De ahora en más no vamos a habitar sus castillos de arena

Nunca más sucumbir a la traición y al engaño

Nunca más el vino del hastío y el pan de la derrota

Nadie que nos diga que no podemos ser felices

Nadie que nos diga donde y cuando amarnos

Publicado la semana 44. 01/11/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
44
Ranking
2 287 0