34
neKKKro

Credenda

Los disfraces del ayer en el ropero arrumbados

Las ajadas lentejuelas que antaño brillaran

Los refulgentes colores, los aromas de festejo

El devenir de la inocencia sucumbida

El tiempo ha trocado la alegría irreverente

En gesto adusto y preocupado

Nunca a salvo de doctrinas monetarias

De los crudos vaivenes de la historia

Que siempre castigan a los mismos

Los amores distraídos, la farsa inconsistente

La mentira señorial a flor de labios

De purrete los escucho decir siempre lo mismo

La perpetúa cantinela meritócrata

En la voz de quienes solo han heredado

Los hijos de los dueños de la tierra

Y en las voces de un pasado que siempre está volviendo

La esperanza inconclusa, las guirnaldas del alivio

La certeza que los monstruos dormirán el sueño de Cthulhu 

Al menos por un tiempo prudencial

Y la ilusión de lo justo en su medida

De la mera otredad que nos construye

La del abrazo solidario, la del compañero, el camarada

Bailará dichosa en las veredas

Festejará la precariedad de nuestros sueños

Hilvanará promesas compartidas

Hurgará en la historia dispuesta a rescatar lo verdadero

Y saldremos a las calles con Adán a buscar el absoluto en la poesía

Y para que lo extraordinario deje de ser inaccesible

Romperemos la estrechez de nuestras mentes

Pintaremos el amor en las paredes

Cantaremos las canciones más urgentes

Y en la urgencia de una vida prodigiosa

Alzaremos nuestras copas en honor de los caídos

Brindaremos al recuerdo de los que han partido

Y en un giro venturoso del destino

Sentiremos la dichosa sensación de que estamos en camino

En camino de un futuro venturoso

En la senda de los mitos ancestrales

En tu pecho latiendo junto al mío

En mis labios recorriendo las instancias de tu cuerpo

Al calor del amor que nos tenemos

Como siempre codo a codo en la métrica fugaz de nuestros cuerpos

Como cada día al abrigo de la noche inmarcesible  

Publicado la semana 34. 22/08/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
34
Ranking
0 246 0