23
neKKKro

Noche Narcótica

El sopor abruma en la siesta de los árboles

En tus manos que condonan mis pecados

En el viento que quiebra los secretos

En el adiós de los gorriones

En las inmóviles fotos del pasado

El sueño desluce en las briznas del martirio

En tus ojos que vigilan mi futuro

En la lluvia que ahoga telarañas

En el afán de las hormigas

En el perfume de los lirios

La luz se agota en los suburbios del ensueño

En tus labios que besan mis olvidos

En  los océanos del alma

En el silencio de los cisnes

En los descartes del presente

El canto se encarna en el manto de la tierra

En tus palabras que advierten y sentencian

En las nubes que dibujan cielos mudos

En la precariedad del día

En la narcótica penumbra

El día sucumbe ante el engaño

Ante el grito de las bestias

Que regresan a asolarnos

Despedazando el verbo

Idiotizando el tiempo

La ansiedad del cuerpo

El aroma del pasado

La sinrazón del silencio

El espanto del suicida

El candor de las doncellas

Todo se confunde

En el alquímico crisol de tu sonrisa

Todo se entremezcla en tus caricias

La vida misma se diluye ante tu encanto

La desazón se curva ante la asechanza del futuro

Los prometedores nos atiborran de palabras

La rueda gira nuevamente

El cuerpo calla

La vida duerme

Que nada nos distraiga

Que nadie nos despoje

Que el alba nos sumerja en el misterio

Que el día nos arrulle y nos devuelva la locura

Que el viento nos embriague de batallas

Y el cielo se desplome ante la farsa

Publicado la semana 23. 07/06/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
23
Ranking
1 380 0