19
neKKKro

Amorosa Rebeldía

Ni la prostibularia insensatez de sus oprobios

Ni los humillantes orines de su odio

Ni el crudo deambular de tu cuerpo, ya sin vida

Lograron apartarte del corazón de tu pueblo

Eva María, María Eva, madrecita de los humildes

Humilde madre de los desposeídos

Tu sonrisa cautivante,

Tu amorosa rebeldía,

Tu firmeza ante los poderosos

Tu ternura ante los empobrecidos

Desde mi infancia aprendí a amarte sin haberte conocido

Aprendí a amarte en los ojos llorosos de  mi madre

Cuando evocaba aquel fugaz encuentro

Ni la inquina perversión del viva el cáncer

Ni la fiesta de los que celebraron tu muerte

Ni la injuria y la mentira lograron acallarte

Madrecita de los descamisados,

De los que lavaron sus patas en la fuente,

De los que sirven el banquete que otros comen

De los muchos que pagan con su muerte la festiva vida de unos pocos

Tu tono desafiante,

Tu mirada encendida,

Tu  incondicional amor por los que sufren

María Eva, Eva María, madrecita de los oprimidos

Insolente muchachita pueblerina

Evita de los olvidados

Evita de los silenciados

Voz de pueblo que te evoca

Corazón de barrio que te mantiene viva

Viva en la cotidiana batalla por una patria libre, justa y soberana

Viva en el alma de tu pueblo

Viva en los ojos de los niños

Viva en las banderas

Viva en cada lugar donde se lucha

Y hoy, a cien años de haber nacido

Te evoco y sigo amándote sin haberte conocido

Publicado la semana 19. 07/05/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
19
Ranking
1 336 0