18
neKKKro

Tangata para un hombre consternado, Orquesta Desentendida y Coro Disidente - Milonga del Eterno Retorno

Harto de estar siempre volviendo

Nunca me fui y siempre estoy de regreso

Sin las luces que a lo lejos…

Ni siquiera un parpadeo, una mísera guiñada

Requecheando en el recuerdo

El sabor de haber sufrido

En la noche indiferente

Bajo burlonas estrellas

En el día insostenible

Entre las calles de siempre

En la absurda espera cotidiana

De que algún día cambie mi suerte

Mucho otario embravecido

Mucha pena, mucho olvido

Cansado de tanta vuelta sin siquiera haberme ido

Hastiado de tanto embrollo

De oligarcas pitucones que se fuman sin reparo la vida del laburante

Que en su precaria inocencia cree siempre los chamuyos de los que están por venir

Agotado de retornos y de mi frente marchita

De que es un soplo la vida y veinte años no es nada

De que la puta miseria acorrale nuestro sueño

De que la vida se escurra como agua bajo el puente

¿De dónde mierda es que vuelvo si nunca fui a ningún lado?

Vuelvo del desamor, de la inquietante vigilia

Vuelvo del desconcierto, de tocar timbres sin pilas

Vuelvo de la nostalgia de tu piel suave y sincera

Vuelvo de la batalla, de la bruma y la desidia

De la cobarde fe del que espera

De la sospecha insidiosa

Del fastidio ensombrecido

Vuelvo de un canto dulce que se agota en el silencio

Y de los cuentos de Alicia y un país de maravillas

Vuelvo de tu cintura, de tus labios entreabiertos

Vuelvo de tantas cosas que tuve siempre a la mano

De la insalvable ignorancia, de la infalible barbarie

Del asombro impostergable

Del desatino implacable

Del alienante discurso

De la burla del farsante

Vuelvo de tus caricias que reclaman mi regreso

Vuelvo de la palabra que todavía no escribo

Vuelvo de estar volviendo

Sin siquiera haber partido

Publicado la semana 18. 01/05/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
18
Ranking
1 305 0