17
neKKKro

Tangata para un hombre consternado, Orquesta Desentendida y Coro Disidente - Vals Intrascendente

Las puertas de la casa están cerradas

Las llaves del olvido junto al viejo rosal

Ni el canto de los pájaros aliviará el destino

De la vieja morada, ni el sueño atardecido en el penoso umbral

Ventanas canceladas por años de desidia

Paredes despintadas por la húmeda insensatez

Las tejas desprendidas por injuriosas lluvias

Gotean en el alma murmullos de pasión

Después de tu partida, en una fría noche

La casa nunca ha vuelto  a ser lo que antes fue.

Él sueña con la vuelta de aquel amor perdido

Escucha aún tu voz cantándole a las flores

En el enmudecido patio y en los vacios zaguanes

Resuena el abandono, la pena y el sigilo

Se apaga poco a poco el eco de tus besos

Resuenan en sus párpados  tus caricias, tus te quiero

Como murga profana de un tosco carnaval

En el turbio silencio se agita la esperanza

De que algún día  vuelvas

Con ese vestidito que una vez te regaló

Y ebrio de nostalgia, él balbucea tu nombre

Y repite hasta el cansancio los versos de Tuñón

La casa está poblada de sueños de fantasmas

Su alma desolada cual barco del Riachuelo

Su corazón  rajado por sórdidos lamentos

Sus manos temblorosas, su voz ajada y seca

Sus ojos desbordados por tanta iniquidad

Sus pasos taciturnos retumban en la sala

Y entonces en su bronca rebusca en los bolsillos

Y como cada día, al dar la medianoche

Malgasta sus centavos en la pérfida ranura

Y si la vida es rosa, él no la puede ver

Publicado la semana 17. 24/04/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
17
Ranking
1 374 1