04
majo

COMO DECÍA LA CANCIÓN ????

La canción decía “yo quería ser mayor… quería ser mayor quería ser un hombre habilitado, quería ser mayor y no ser un niño mal humorado”, de Roque Narvaja si no recuerdo mal.

Cuantas veces de niño uno se encuentra en este discurso, los vaivenes de la vida de un niño son terribles dependiendo de su contexto familiar y social.

En muchas oportunidades vemos niños pidiendo por la calle, o revolviendo la basura que dejamos en los contenedores de residuos, para ver si logran conseguir aunque sean migajas, algo que les llene su pancita, algo que llevar a su familia… y posiblemente también piensan en ser mayor, pensando en un futuro de mejora, donde la vida les permita ser feliz aunque sea por un tiempo cortito.

Y por otro lado también nos encontramos con niños malcriados que no tienen conocimiento del valor de las pequeñas cosas, sea un sandwich de MC Donalds, un helado de Rio, o el agua que sale de la canilla y hacen berrinches si no tienen lo que reclaman, entonces también piensan en querer ser mayor, para poder hacer lo que quieran.

Las condiciones no cambian cuando uno se hace mayor simplemente … el que vivió siempre en la pobreza, sin educación, sin un plato de comida en su mesa, sin la enseñanza sobre el valor de las cosas, seguramente seguirá lamentablemente viviendo de esta manera y en cierta manera deseando volver a su niñez y el que lo tuvo todo, una mesa bien servida, alimentos en condiciones, caprichos consentidos, sandwiches y helados que no pidieron a un desconocido sino que fueron comprados por un familiar, también en un punto querrá volver a su niñez.

Uds se preguntaran porque siendo tan diferentes pueden llegar a tener la misma necesidad ?, y pienso que cuando uno es niño, no importando la condición social, digo cuando uno es niño tiene sueños, necesidades, pensamientos que siempre abren a una posibilidad de mejoría y ese es el punto de union entre estos dos niños, tan iguales y tan diferentes.

Niños que a medida que van creciendo, entre ese pensamiento tan simple, tan inocente, tan necesario en cada ser humano, comienza a generarse una grieta, un espacio vacío entre este niño, el que no tiene posibilidades y el otro niño, que lo tiene todo y comienza el clasismo, que siempre existió, pero que de niño no se manifestó porque no tenían idea de que se trataba, y ambos niños se convierten en hombres, hombres diferentes, con condiciones bien marcadas, el hombre pobre, posiblemente sin posibilidades, porque en realidad no las tuvo nunca, porque no tuvo educación, no tuvo medios económicos, no tuvo padres que se ocuparan de ellos, ni tampoco un estado que los tuviese presente para poder mejorar su calidad de vida.

Y la canción termina diciendo “ Ya no quiero ser mayor… No quiero ser un hombre

domesticado.

Ya no quiero ser mayor… Prefiero ser un niño enamorado

Y yo digo… enamorado de la vida.

Publicado la semana 4. 25/01/2019
Etiquetas
PAEZ FITO , La lluvia
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
04
Ranking
0 87 0