02
majo

ABUSOS /DENUNCIAS Y LA SOCIEDAD

Hace poco leí un texto de Paulo Freire que hablaba como la gente de mi época, de la de él y de muchos tuvo  una educación  donde cuando se decía hombre incluida a la mujer, cuando en una reunión donde la mayor cantidad de  integrantes eran mujeres y había solo un hombre se decía “todos” y si bien esto parece intrascendente y naturalizado para algunos, tiene que ver con lo que está pasando en nuestra sociedad, en la sociedad mundial.

Se debatió sobre la “despenalización  del aborto”, se lucha por “ni una menos” y también por el “NO ES NO – YO TE CREO” y  pensando en este último, sobre abusos, violaciones, y muchas mujeres callando por una culpa que no les corresponde y  digo…. me saco el sombrero y aplaudo a las mujeres que se animaron a sacar semejante dolor de su cuerpo, de su alma, aun a costa a que a otros les parezca una pavada y cuestionen “ahora todas fueron abusadas” razonamiento de una sociedad machista que precisamente esta manifestada no solo por hombres sino también por  mujeres.

Entonces medite sobre las mujeres que son golpeadas y no hablan, y que son abusadas desde otro lugar como ser los golpes, las amenazas, el maltrato psicológico, y su abusador utilizando el mismo mecanismo que entiendo se utilizan  en todas las situaciones, el miedo.Estas situaciones aberrantes me llevaron a relacionar a la mujer violada y  la que fue abusada desde el desprecio, y las diferentes maneras de menospreciar a una persona  y pienso….  Que fue primero, el huevo o la gallina?, que quiero decir… cuantas mujeres son producto de una u otra situación, cuantas mujeres callaron por el enjuiciamiento social.

En nuestra sociedad los hombres minimizan esto que está pasando… NO ES NO porque es un punto final a muchísimas situaciones espantosas que hoy están saliendo de la oscuridad y que ellos deberían ser consecuentes, y se me ocurre que también sería muy valioso que sean  valientes para poder pensarlo como algo íntimamente importante, serio y poder sentarse frente a sus madres y preguntarles si alguna vez le paso algo de todo esto que se está hablando, y que no solo se está hablando, lo padecieron cientos de mujeres en todas las épocas y  no creo que se lleve una sorpresa, simplemente la estarían escuchando desde otro lugar , se estarían dando cuenta que quienes hoy salen a la calle a pelear por estos abusos son serios e importantes que una de ellas podría ser su madre que siempre se mantuvo en silencio y sería sumamente ejemplar que a partir de esto, aunque sea una situación muy ombliguera,  puedan comprender a todas las mujeres que hoy salen a contar que les paso, ayer o hace 10 años.

Desde que aparecieron las denuncias simplemente se hacen juicios a quienes hablan, sin pensar que  este grito desgarrador  también es para que dejemos de aparecer muertas, violadas, empaladas y sin justicia alguna sobre esos asesinos, violadores, abusadores. Se pusieron a pensar que a estas mujeres  que ya las mataron, porque me imagino que ser abusada es una forma de morir cuando no se grita  y  socialmente se las vuelve a matar.

Se pone en tela de juicio cualquier denuncia pública sobre este tema, se supone que no es político, pero la  población lo politiza, se debate si el acusado es culpable o no, se duda de la denuncia de la mujer.

No soy feminista, soy una mujer que fue educada con una ideología machista que simplemente me permití correrme de ese lugar que embandere por mucho tiempo, y este fue el resultado, y me siento sumamente orgullosa de habérmelo concedido. La posibilidad de la transformación.

Publicado la semana 2. 08/01/2019
Etiquetas
La vida misma
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
02
Ranking
0 83 0