52
LUCES Y SOMBRAS

52

Fotogramas que reviven mis recuerdos

en el interior de una morada abandonada

predilecto oasis de los fríos inviernos.

Memorándum resucitado con la llegada del estival pasajero.

Habitación alargada que permanece secuestrada por fantasmas añejos

guardianes de una cueva donde ni el espacio es propio

ni el tiempo ajeno

entre mundos paralelos.

Cerramiento a cal y canto

sin mente capaz de derogarlo.

 

El último vestigio de la desazón de mi corazón

azote que invade mi imaginación

a través de la escasa abertura

capaz de dar paso a la luz de la luna.

Hoguera de vanidad que disimula

el frío que cubre de blanco mi alma

la soledad que atesora mi mirada

ante semejante aspecto

donde se yuxtaponen realidades y sueños.

 

La cama permanece cálida

como recién nacida

entre suspiros y gemidos

paisaje que contradice

lo que mis ojos miran.

 

Sentimientos desbordados

por semejantes polos opuestos

brotando hielo

manando fuego

creando una atmósfera virtual

sensación de vacío infinito

observando el catre

sabiendo que no despertaré a tu lado.

 

Desaire sofocado

por la humildad de mi cuerpo

solo y abandonado

en este crematorio olvidado

que son tus recuerdos.

 

Humedad costera que asfixia mis pulmones

atrofia mis sentidos

embriagando mis sentimientos

haciéndolos participes

a regañadientes

de la necesidad de continuar creyendo

que no fue una huida

únicamente tiempo de reflexión

concatenación de un regreso.

 

Publicado la semana 52. 23/12/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
52
Ranking
0 51 0