29
LUCES Y SOMBRAS

Esta vida de mierda...

Dolor claustrofóbico diario,

mientras todos los atardeceres

la despides con estalactitas

en tus sonrosados ojos.

 

Te mantienes en vigilia,

en tu sollozante garita

esperando... Una señal,

un sonido, un escalofrío,

que escandalice tu desasosiego,

calmando la desaparición

de tu sueño,

de la añoranza por el pasado

excomulgado el transcurso del tiempo,

crucificando este presente,

suplicando por un devenir futuro

de diferente calado.

 

Divisas su regreso,

como cualquier otro amanecer,

aspirando e inhalando

por tenerla de regreso.

 

Sin importar... Sobrellevándolo.

Sin querer saber... Duele demasiado.

 

Latidos escuetos,

cuestionarios,

de dónde y con quién

ha pasado este lapsus

de infinito tiempo,

qué ha sucedido

en su universo paralelo,

con su... Cierras los ojos.

 

Gimes en silencio,

Reniegas con tu acompañante

grito ahogado,

a ese vacío eterno,

ante nadie que te aplique consuelo.

 

Contento,

por verla de regreso,

por sentir el frío contacto

de su usado cuerpo,

de su hipócrita mente ideando,

de ese enorme distanciamiento,

... Por qué o quién lo ha provocado.

Debatiéndote...

... Soportándolos

 

Consciente de poseer la mitad

durante el día,

aun sabiendo que su regreso

es un reposo efímero,

que la verdadera mitad

desaparecerá al llegar el ocaso.

 

Publicado la semana 29. 16/07/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
29
Ranking
0 26 0