49
lopez.reymundo

Diciembrenero...

     ¿Qué más es posible?

Correr disfrazado de duende sonriendo,

Hojear libros fantásticos nuevos y viejos,

Comer buñuelos, tomar ponche caliente, dormitar;

Darme el maravilloso regalo del tiempo,

Viajar de a mochila en la espalda con sólo un par de huevos,

Una fiesta dentro de mí,

Cocinar juguetes y fabricar pay de calabaza,

Caminar por el monte descalzo,

Grabar un par de canciones fundamentales,

Escuchar la voz de mis amores,

Charlar por las mañanas con mi gatita por teléfono,

Ir hacia el dos mil veinte con veinte millones

De latidos en mi engranaje,

Veinte viajes astrales,

Una veintena de bailes sin motivo,

Cantando enardecido hasta quedar sin voz;

Entrar suavemente en el coma de la displicencia,

Cerrar ciclos, pero sobre todo abrir las puertas,

Las jaulas, las alas, las neuronas y la herencia;

Dar y recibir gotas de sudor billetes, goles, alcoholes,

Viajar en solitario, en trío y en manada,

Fantasear con el fin del mundo

Y el comienzo del supra mundo,

Creer en alienígenas, fantasmas guardianes y ancestros revolucionarios,

Veinte pastelazos en la cara

Unos zapatotes nuevos de clown,

Una roja nariz de zorro,

Veinte costales de monedas de oro,

Veinte amigos nuevos

Y un amor más bien vintage,

Agradecido y luminoso,

Espléndida y caradura,

Me entrego envuelto para regalo

Para quien quiera

Soñar conmigo…

 

Publicado la semana 49. 02/12/2019
Etiquetas
Amateur , Sombras de susurros. , Con un café, claro , nuevo comienzo
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
49
Ranking
0 174 0