38
lopez.reymundo

Arturo 90

   La voz del tío Arturo

es rasposa y delirante, predice lo inmaterial,

posee una manía divertida

de perseguir iguanas y conejos

y de comer él solo un pan gigantesco

que nadie se atreve a pedir una tajada,

su vida una simpática colección de ojos 

vivarachos y dicharacheros,

es un sujeto muy especial que no se toma

en serio,

su cabello puntiagudo y su extraña joroba,

es un roble menos en la tierra

es un Araiza que se suma en las nubes a otros pocos,

nos llegan noticias que hoy murió

sereno tranquilo en silencio

prolongado parecido a un largo ensueño,

jugó con un pequeño niño a las canicas

y a las caras chistosas y a las

voces siniestras,

sonrió como siempre sin complejos

como flotando como un dibujo animado,

hermanado con mi madre,

se durmió puntual como siempre

pero decidió no abrir más sus ojos de lobo,

para esta tierra, 

quizá otro niño tal vez celeste

lo invito a jugar a perseguir cuervos 

interestelares y a comer un durazno

en un monte cerquita del paraíso...

Publicado la semana 38. 17/09/2019
Etiquetas
Relatos , El Bosque , Por la noche , Viaje
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
38
Ranking
0 190 0