03
lopez.reymundo

2019

     Un crucigrama en tu mirada es un dato

al que me aferro para estar vivo,

te convoco en los vértigos, en mis labios corrompidos, 

y acudes a postergar la muerte, que tropieza,

que no existe más,

cuando plantas un vívero pequeño

en tu corazón,

le pones un  árbol añoso

a mi asquerosa y brutal rutina,

con tu voz ruda y exquisita de gata,

cualquier caricia de tus dedos

congela mis deudas de amor y dineros,

mis neuronas te asimilan,

me entretengo en tu playa tormentosa,

me vale nada la neurosis, la psicosis, 

mi psiquiátrica forma de ver el mundo,

mi voz de doblaje de historietas de los ochentas,

mi egoísmo te persigue, 

vigilo tus recelos tus humedades,

tus actos fallidos tus manos verdes y azul,

me causa gracia tu boca en el firmamento,

tu pecho en mi palmera,

la contradicción de tu deseo sin mí,

me afeito reflejado en tus pupilas,

cuando pillas tu nombre tautado 

en los pliegues de mi espalda,

y guardas silencio para cantar

metida en mis costillas torpes,

deambulas por mis venas y me abres el mundo,

y a veces en pocas ocasiones, te amo,

con todos mis augurios,

aunque no crees en los totales ni en lo totalitario,

me dices que extraviaste la magia,

cuando olvido marcar tu número telefónico,

me quieres en las breves escaramuzas,

de nuestras gotas de piel,

cuando estás sola cuando no haces nada,

cuando te aburres cuando odiamos juntos,

me quieres si respeto los manglares,

y en ese estrecho paisaje te muerdo el corazón,

y tú gritas de alegría sobre mí,

cuando grabas tus pasos en emepetres,

menos mal que estás conmigo

menos bien que te quiero...

 

 

 

 

Publicado la semana 3. 14/01/2019
Etiquetas
Rock , La vida misma , En cualquier momento , luz
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
03
Ranking
0 132 1