48
Lilueth

Festivo

Sentirlo en mi piel. 

Sentáte acá, al lado, no muy cerca.

Sentado ahí sabrás las brasas que abrasan mi piel desde adentro. 

Algo de mí quiere salir corriendo y otra parte quiere gritar. 

Alguna vez supe qué esperar, cómo conmoverme ante los hechos. 

Alguien habrá de recordarme, no todos podrán haberlo olvidado. 

Lo amo, lo adoro, lo festejo, lo vivo, lo repelo cuanto puedo. 

Lo he perdido todo, no he dejado nada, solo sé sobrevivir apenas. 

La he esperado y se me ha presentado diferente cada vez. 

Irritada hasta la médula de no entenderme en los días y luego llega este mes. 

Ir, partir, volver, acogerse, ser acogido, caber y no encajar. 

Irse de sí, atravernos, invitar y nada. 

Dadivosa mi alma me apretuja, me consuela y me desarma. 

Dada la historia hoy estoy aquí y uno no, ¿pero percibís lo que te digo? 

¿Dabas posibilidades a mis cabilaciones?

Ansiaba yo saber qué tanto quería. 

Anciano es mi amor por estas fiestas, perdido mi regocijo. 

Anhelo entender por qué he conseguido odiarlas. 

 

Publicado la semana 48. 01/12/2019
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Poesía
Año
I
Semana
48
Ranking
0 11 0