30
Jueves

Stalker

A Gregorio le gustan los perros. Sobre todo si son de tamaño grande. Le gustan las pizzas de la mejor pizzería de su ciudad, la cerveza negra y los alfajores de chocolate. No parece muy conforme con su trabajo, por lo que siempre se alegra cuando llega el viernes. Juega al básquet con unos amigos que tiene desde la escuela primaria y de vez en cuando le gusta ir al casino. También le gustan las fotos en blanco y negro, los días soleados, le gusta Daniela, aunque suele ver a Sandra los fines de semana. Le desagradan las visitas inesperadas, le tiene miedo a las arañas y se indigna con  las injusticias.

Hoy saldrá del trabajo más temprano. Debe tomar un colectivo a la ciudad más cercana porque su hermano está muy enfermo.

Es increíble cómo las personas se esmeran en dejar rastros de ellas a través de una pantalla. Como si buscaran inmortalizar su cotidianeidad virtualmente. Pero Gregorio me cae bien. No sube demasiadas fotos de él y no pasa tanto tiempo revisando las notificaciones que le llegan de las redes sociales. Tiene una cantidad de amigos razonable en sus contactos y pareciera ser una persona común y corriente.

Me desagradan otro tipo de personas. Pero no Gregorio. La última semana estuve siguiéndolo de cerca. No se dio cuenta de mi presencia. En general la gente en estas ciudades llenas de gente que viene y va casi nadie nota mi presencia, salvo los perros.

Y sí, fue necesario ir amoldarme a los nuevos tiempos. Por supuesto no ando vestida de negro, nunca me vi como me retratan en las pinturas, pero tampoco les diré cómo es mi aspecto. Lo único que les diré es que las nuevas tecnologías me ayudaron a encontrar más rápido a las personas que tengo que llevarme y tal vez, elegir alguna forma de hacerlo.

Ya les dije que Gregorio me cae bien, por lo que todo será rápido. Ya sale del trabajo, va a doblar por la esquina y tiene que pasar por una plaza que casi siempre está vacía a estas horas. Si no hay perros, todo va a ser menos molesto. Casi anochece y él tiene que tomar el colectivo que saldrá en dos horas.

Gregorio me mira sorprendido cuando salgo a su paso. Me sonríe.

-¡Claudia! Qué raro encontrarte por acá. Nunca acordamos un encuentro en persona al final.

-Sí, desde que te mandé la solicitud de amistad quería proponerte que nos viéramos alguna vez, a charlar, me parecés interesante…

-Sí, a mí también Clau, pero ando muy apurado porque tengo que viajar ya, mi hermano está enfermo, otra vez puede ser, te escribo.

Sonrío y hago lo que tengo que hacer.

Gregorio no llegará a tomar el colectivo ni irá a trabajar en los próximos días.

Mañana saldrá en las noticias que lo encontraron  en una plaza desangrado, ya sin vida.  Tal vez Daniela lo extrañe, pero estoy segura que Sandra lo lamentará mucho más.

Publicado la semana 30. 23/07/2019
Etiquetas
Talking Heads - Psycho Killer
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
30
Ranking
0 86 2